Este guitarrista de un grupo cogió el selfie stick de un seguidor en medio de un concierto para hacerse auto-fotos y la broma acabó en una caída inolvidable. El resto del grupo e queda mirando mientras vuelve a quedar demostrado el maligno poder de estos palos de auto-fotos


 
  3774   Código Embebido
Comentar
 
 
 
Cargando comentarios de Disqus
 
 
 
 

Etiquetas

 
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +