Durante el partido entre un equipo de Iran y otro de Arabia Saudí, un jugador cogió del suelo un objeto lanzado desde la grada que resultó ser una mini granada. Por dos segundos se libró de que le estallase en la mano.


 
  3774   Código Embebido
Comentar
 
 
 
Cargando comentarios de Disqus
 
 
 
 

Etiquetas

 
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +