Nicolas Paul Stéphane Sarkozy de Nagy-Bocsa no le da cariño a nuestro Presidente y ha pasado de invitarle a la reunión con sus homólogos inglés, alemán e italiano. La crisis está en el centro de la mesa, todo el mundo ya tiene juego y a Zapatero nadie le reparte. Pero aquí no tenemos por qué preocuparnos; a nuestros políticos les preocupa más el temita de Marichalar. Así nos va!


 
  3774   Código Embebido
Comentar
 
 
 
Cargando comentarios de Disqus
 
 
 
 

Etiquetas

 
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +