Este es probablemente uno de los peores penaltis de la historia del balonmano. La pelota no llega casi ni a salir de la mano del lanzador y se queda medio muerte cerca del jugador. Un desastre vamos.


 
  3774   Código Embebido
Comentar
 
 
 
Cargando comentarios de Disqus
 
 
 
 

Etiquetas

 
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +