El golazo que marcó en el descuento Andrés Iniesta al Chelsea en Stamford Bridge dió el pase al Barcelona para la final de Roma. Este está siendo el año del centrocampista español, que se ha encumbrado como uno de los mejores jugadores del mundo y entra, por derecho propio, en la historia del FC Barcelona