Estos chicos tienen como objetivo demostrar que su chaleco anti-balas es de lo más fiable y deciden hacer un disparo a quemarropa. Lo que no pensaron es que el tirador era tan malo que podría haber impactado cualquier zona del cuerpo menos la que estaba cubierta por el chaleco. La bala va directamente al brazo y el chico se retuerce de dolor. Vaya panda


 
  3774   Código Embebido
Comentar
 
 
 
Cargando comentarios de Disqus
 
 
 
 

Etiquetas

 
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +