El entorno de Gordon Brown dijo este fin de semana que el primer ministro se proponía hablar con personas reales. Se trataba de desmentir a quienes le acusaban de hacer campaña en un entorno de incondicionales, rodeado siempre de militantes o simpatizantes laboristas y pisando menos calle que sus rivales: David Cameron y Nick Clegg. Pues bien: Gordon Brown se ha encontrado esta mañana con "una persona real". Su nombre es Gillian Duffy y es una viuda que vive en la localidad norteña de Rochdale y que le ha preguntado por su pensión de viudedad. El candidato laborista habló durante unos minutos con ella y la cosa no fue del todo mal. Luego se metió en el Jaguar con el micrófono encendido y entonces ocurrió el error. Brown se desplomó en el asiento de atrás y explotó frente a uno de sus asesores: "Esto es un desastre. Nunca deberíais haberme puesto delante de esa mujer. ¿De quién ha sido la idea? Es sencillamente ridículo. Es una fanática. Me ha dicho que solía votar al laborismo".


 
  3774   Código Embebido
Comentar
 
 
 
Cargando comentarios de Disqus
 
 
 
 

Etiquetas

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +