Aquí os mostramos un video que ejemplifica a la perfección lo que sucede cuando no se está muy acostumbrado a tratar con recién nacidos, y con los regalitos que dejan estos lindos nenes.. Un video remix con momentos estrella entre padres y pañales. ¿Nadie les ha contado lo que hay dentro de uno de estos paquetes? Los pobres deben ser padres primerizos porque lo pasan fatal con sus bebes.. Yo me pregunto, ¿nadie se ha propuesto montar una academia o curso express que verse sobre el arte de "cambiar pañales"? Seguro que sería muy buen negocio y estos pobres padres lo agradecerían eternamente. Mientras tanto, aquí os damos algunas pautas para hacer el camino más fácil a esos padres primerizos.. Pasos a seguir: 1. Suelta los cierres adhesivos del pañal y dóblalos hacia atrás, pegándolos sobre sí mismos para que no se adhieran a la piel del bebé, pero no te precipites, aún no debes quitar el pañal sucio. 2. Si el bebé ha hecho sus necesidades, límpialé primero con el propio pañal, teniendo mucho cuidado, y después con una toallita por motivos de higiene y para evitar posibles restos. 3. Con una mano, sujeta al bebé por los tobillos y súbele levemente las piernas levantándole un poco el culito. Aunque este gesto parezca un poco raro, es la manera más práctica y eficiente de hacerlo. 4. Dobla al medio el pañal sucio y déjalo bajo las nalguitas del bebé, con la parte sucia en el interior del pañal. 5. Usa una toallita desechable para bebés o una toallita de tela mojada para limpiar cuidadosamente el área genital del bebé. Las niñas se deben limpiar de adelante hacia atrás. Esto disminuirá la posibilidad de que entren bacterias que podrían causar una infección. 6. Levanta las dos piernas del bebé y límpiale el culito 7. Cambia el pañal sucio por uno limpio. Abre el pañal y coloca la parte que tiene los cierres adhesivos bajo las nalguitas del bebé. Ahora dobla la parte de abajo sobre la barriguita del bebé, pasándolo entre sus piernas (sepárale las piernas lo más posible, pero sin hacerle daño). 8. Cierra el pañal pegando las tiras adhesivas de los dos lados. Asegúrate de que quede bien ajustado, pero no tanto que le pellizque la piel. 9. Cierra el pañal sucio, envolviéndolo y pegándole las tiras alrededor de sí mismo. Colócalo en la bolsa de plástico y tíralo en el bote de los pañales sucios (o en la basura común si no dispones de este). Viste al bebé, lávate bien las manos, ¡y listo! ¡¡Muchas suerte, papás del mundo!!


 
  3774   Código Embebido
Comentar
 
 
 
Cargando comentarios de Disqus
 
 
 
 

Etiquetas

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +