Marina Abramovic estaba realizando una performance en la que tenía que aguantar la mirada de desconocidos durante 60 segundos. Sin embargo, se sentó a ella el amor de su vida, a quien no había visto desde hacía 23 años.


 
  3774   Código Embebido
Comentar
 
 
 
Cargando comentarios de Disqus
 
 
 
 

Etiquetas

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +