Wally quería ser libre, el cautiverio hacía irresistibles los pastelitos de nata y sus arterias no aguantarían mucho más. Lo único que necesitaba para escapar era un pequeño empujoncito.


 
  3774   Código Embebido
Comentar
 
 
 
Cargando comentarios de Disqus
 
 
 
 

Etiquetas

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +