Alguien debería vigilar que el escenario de un desfile de misses no tenga obstáculos, especialmente cuando ellas lo pasan tan mal para caminar dignamente con tacones. En este caso, el encargado debía de estar echándose una siesta.


 
  3774   Código Embebido
Comentar
 
 
 
Cargando comentarios de Disqus
 
 
 
 

Etiquetas

 
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +