Al principio es el gato el que le toca las narices, mejor dicho el rabo, a una de las iguanas, pero al final es el que se acaba asustando cuando una de ellas se le acerca.


 
  3774   Código Embebido
Comentar
 
 
 
Cargando comentarios de Disqus
 
 
 
 

Etiquetas

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +