La estupidez humana en su máxima potencia. Dos chicos juegan a conducir un coche en el portal. Uno hace los cambios y el otro, que no, comienza a ponerse colorado por el esfuerzo. Es graciosísimo. Pero cierta Asociación de Amas de Casa Aburridas vieron que la publi podía ser perjudicial para sus hijos.


 
  3774   Código Embebido
Comentar
 
 
 
Cargando comentarios de Disqus
 
 
 
 

Etiquetas

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +