Estos dos peatones japones confiaron demasiado en los suelos de su ciudad y acabaron bajo tierra tras ser engullidos de manera espectacular por el suelo. Los adoquines se abren como una puerta y las víctimas caen al hoyo!


 
  3774   Código Embebido
Comentar
 
 
 
Cargando comentarios de Disqus
 
 
 
 

Etiquetas

 
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +