Aquí os dejamos un video de lo que vendrían a ser dos [b]perros y gatos conviviendo juntos[/b]. Con una bañera de por medio queda claro que este gato tiene buenas dotes de boxeador y no va a consentir ni una sola tontería de su colega el perrazo. El gatito parece no estar muy contento con la presencia del perro, pero aun así nosotros estamos en contra de esa opinión del populacho que afirma que [b]perros y gatos conviviendo juntos[/b].. mal! Damos fe de que estos pueden congeniar muy bien mutuamente! Incluso si no se convierten en los mejores amigos, usualmente pueden aprender a tolerarse el uno al otro cuando viven bajo el mismo techo.. Aunque estos aun deben estar en los previos :) Siempre se ha dicho que los perros tienen el potencial de herir seriamente o de incluso matar a un gato. Sin embargo, en este caso es el gato el de armas tomar, y aunque más canijo mantiene a tono a su compañero de piso. Lo que esta claro es que antes de introducir a los perros y a los gatos entre sí, por la seguridad de estos, deberíais tener en cuenta una serie de pautas.. Gatos y perros pueden convertirse en buenos amigos si reconocen el lugar que el otro ocupa en la familia. Una vez que se acostumbran el uno al otro y las posiciones están claras, un gato y un perro pueden hasta jugar juntos y convertirse en buenos amigos. Una vez que el perro reconoce al gato como parte de la familia o parte de la manada, el respetará el hecho de que vive bajo el mismo techo, y aun cuando no se convierta en su amigo, ellos podrían vivir juntos sin problemas mayores. ¿Y qué pasa en este caso? Pues que a veces, depende de la la personalidad del gato y la del perro. Si tu gato es un dominatrix y tu gato un gatito pachón, ya sabes lo que puede ocurrir si los pones a vivir juntos.. Mano dura con el felino!!!


 
  3774   Código Embebido
Comentar
 
 
 
Cargando comentarios de Disqus
 
 
 
 

Etiquetas

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +