Este joven se cabrea al perder un punto de Ping-Pong y le lanza a los huevos la raqueta al contrincante con tanta puntería que le da de lleno y le deja retorciéndose. Por suerte la víctima tenía un compañero de juego dispuesto a vengarle. Éste lanza la raqueta a las mismas partes sensibles con mayor fuerza y la misma puntería. Pocos hijos saldrán de este grupo de amigos ...


 
  3774   Código Embebido
Comentar
 
 
 
Cargando comentarios de Disqus
 
 
 
 

Etiquetas

 
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +