Conscientes de que el vino es a Castilla-La Mancha como ella lo es a sus caldos, la viticultura es una de las señas de identidad de la región y su origen se remonta a los siglos XII y XIII. Uno de sus máximos exponentes es la Denominación de Origen que lleva su nombre, La Mancha. Se alza como una de las más antiguas de nuestro país, pues existe una primera referencia oficial que la sitúa en el año 1932, y en la actualidad cuenta con un volumen de negocio importante. Alrededor de 18.000 viticultores, en torno a 200 bodegas y una extensión cercana a las 170.000 hectáreas de viñedo dan forma a esta denominación de origen cuyo Consejo Regulador está presidido, desde 2003, por Gregorio Martín-Zarco López-Villanueva, quien nos revela cuál es la situación actual y la apuesta de futuro de la DO La Mancha. Asegurar la calidad de los caldos amparados bajo esta denominación y mantener una apuesta firme por la promoción y la comercialización de los vinos es la labor en la que están trabajando actualmente. Se trata, tal y como nos comenta Martín-Zarco, de conseguir llevar los vinos con DO La Mancha a todos los escaparates del mundo y dotarles del prestigio que se merecen tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. En este sentido, la denominación está desarrollando actividades promocionales en lugares como Estados Unidos o China, en los que aún no terminan de ser conscientes de que España es el tercer país viticultor del mundo. Una posición que algo tendrá que decir de la calidad de sus vinos.


 
  3774   Código Embebido
Comentar
 
 
 
Cargando comentarios de Disqus
 
 
 
 

Etiquetas

 
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +