Este fotógrafo grababa un precioso baile de novios en su boda cuando repentinamente cayó a la piscina , sin soltar la cámara eso sí. Así que se reincorporó y continuó con el vídeo como si nada, eso es un profesional. Todos los invitados se caían de risa por la anécdota


 
  3774   Código Embebido
Comentar
 
 
 
Cargando comentarios de Disqus
 
 
 
 

Etiquetas

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +