Ruiz Mateos (junto con sus secuaces), enfadado por la expropiación de Rumasa, le arrea un copo a Boyer que le manda las gafas a tomar vientos, mientras exclama sus famosas palabras: ¡Yo te pego, leche! ¡Yo te pego!


 
  3774   Código Embebido
Comentar
 
 
 
Cargando comentarios de Disqus
 
 
 
 

Etiquetas

 
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +