Esta mujer de 28 años es adicta a la lejía desde los 21. La usa para todo, limpiar, lavar, fregar, hasta se ducha con ella. Tiene un serio problema y tres hijos y lo peor es que no está dispuesta a cambiar. La ironía es que la mujer es negra, aunque esto parece que no supone un gran problema...


 
  3774   Código Embebido
Comentar
 
 
 
Cargando comentarios de Disqus
 
 
 
 

Etiquetas

 
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +