Un coche de la policía rusa fue empujado fuera de la carretera mientras perseguía a un conductor borracho por la ciudad de Lipetsk,