Antes de nada, advertir que es nunca deberíamos atrevernos a golpear con la mano abierta a un gato, persona, animal o cosa porque esto SÍ puede pasar. Y en este tipo de duelos siempre gana el gato, está claro! Corren de toda la vida muchísimas historias sobre lo que pueden provocar los [b]gatos[/b] a los [b]bebés[/b], aunque según muchos expertos en el tema, son los bebés los que más asustan los gatos, por sus ruidos extraños, sus distintos olores, y su conducta de lo más imprevisible. Para algunos gatos, los bebés son como extraterrestres. En este caso, más que un extraterrestre el niño representa un arma de destrucción masiva para el gato. Y desde luego, este no está dispuesto a tolerarlo.. Es sabido que cuando un bebé llega nuevamente a casa, la rutina del hogar cambia por completo. Normalmente, los bebés se adaptan a la nueva realidad, pero el gato sí nota los cambios, ya que es un animal de hábito y que prefiere la regularidad. El gato del video debía ser el rey de la casa y queda bien demostrado que los jugueteos de este no le hacen ninguna gracia. Eso sí, hemos de decir que la escena final roza lo trágico y que el niño se termina llevando la peor parte. Anoto un par de buenos consejos que leí para todos aquellos a los que se les presente una convivencia de esta envergadura: - En el momento en el que haya nacido el bebé es bueno que el gato olfatee cosas que ya hayan sido utilizadas por el niño como ropa, juguetes, etc... en la habitación que le pertenecerá. En el momento de mostrarle el nuevo integrante, espera que se acerque por si solo, no los fuerces a nada porque ahí es cuando ocurren los malos entendidos. Una vez que haya notado la presencia y esté cerca, lo olfateará y mirará. No se lo impidas y cuida que no se asuste, aunque si esto ocurriese por algún movimiento del bebé, el gato simplemente se irá. Igual siempre tienes que estar atento para que no haya problemas. Sentarte en un sillón y tener el bebé en tu regazo y al gato al lado tuyo ya sea durmiendo o no, sería una buena forma de que se socialice con el pequeño. - Para que no pase lo del este divertido video es importante intentar que el felino se estrese lo menos posible con la llegada del nuevo inquilino. Prepara la futura habitación del bebé con todas las pertenencias del niño un tiempo considerable antes del nacimiento, para que no note los cambios tan de golpe. E intenta que se vayan conociendo poco a poco, y no ASÍ, como en un ring de boxeo. - La cama será el refugio perfecto para el pequeño felino y tendremos que evitar que crea que es su propiedad, como ocurre en este caso. Si no quieres que tu hijo acabe con un ojo fuera más vale que intentes que se hagan amigos..


 
  3774   Código Embebido
Comentar
 
 
 
Cargando comentarios de Disqus
 
 
 
 

Etiquetas

 
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +