Un ejemplo claro de publicidad emocional, donde el padre le está haciendo palomitas de papel a la niña hasta que "la niña" se va de casa. Todo muy emotivo y muy real y lo mejor es que todas las palomitas las hace con papeles de chicles que digo yo que la niña tienes que tener los dientes como un colador.


 
  3774   Código Embebido
Comentar
 
 
 
Cargando comentarios de Disqus
 
 
 
 

Etiquetas

 
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +