Los rusos se ponen el listón muy alto y quieren sorprendernos día a día.