Tan sólo cuatro días después de cumplir los 94 años de edad y a punto de alcanzar los 75 de profesión, la actriz María Isbert, hija del gran Pepe Isbert, fallecía ayer lunes en el Hospital de Villarrobledo (Albacete), donde permanecía hospitalizada desde el pasado 17 de abril, a consecuencia de un agravamiento de las distintas afecciones que sufría por su avanzada edad. Desde las 11 horas de esta mañana, se ha instalado la capilla ardiente en el Teatro Circo de la capital, cumpliendo así con el deseo que la propia actriz había manifestado en más de una ocasión a sus hijos. Hasta este lugar se han acercado muchos de sus admiradores, amigos y compañeros de profesión para mostrar sus respetos a la familia y darle el último adiós a una gran actriz y extraordinaria persona. Todos los ciudadanos que lo deseen, podrán acercarse hasta la capilla ardiente, hasta las 10 horas de mañana miércoles, momento en el que sus restos mortales serán trasladados hasta el cementerio de Tarazona de la Mancha donde, tras una misa funeral prevista para las 11 horas, María Isbert será enterrada en el panteón familiar junto a su padre Pepe Isbert.


 
  3774   Código Embebido
Comentar
 
 
 
Cargando comentarios de Disqus
 
 
 
 

Etiquetas

 
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +