Este niño ruso se puso a jugar en la barandilla de las escaleras automáticas de un centro comercial. Al intentar detenerlo, sólo consiguieron que resbalara y terminara cayendo tres pisos más abajo. Milagrosamente, no sufrió ninguna herida de gravedad.


 
  3774   Código Embebido
Comentar
 
 
 
Cargando comentarios de Disqus
 
 
 
 

Etiquetas

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +