Los niños tienen gran capacidad para falsear el llanto a modo de extorsión y este es un caso de pillada flagrante.


 
  3774   Código Embebido