Este perrito se niega a renunciar al aire libre que le golpea por la ventana del coche y no baja sus patas de lo alto del cristal aunque este suba y suba cada vez más. Sus dueños se parten y él continua con las patas arriba como si estuviera siendo detenido.


 
  3774   Código Embebido
Comentar
 
 
 
Cargando comentarios de Disqus
 
 
 
 

Etiquetas

 
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +